El placer de cooperar

In Publicaciones, Reseñas by María Elena Meneses

Publicado originalmente en Virtualis: Blog de la sociedad digital el 12 de enero 2013.

Acabo de leer el nuevo libro de uno de los sociólogos más lúcidos en la actualidad: Juntos. Rituales, Placeres y Políticas de la cooperación de Richard Sennett (Yale University Press, 2012).

Aunque lo leí en inglés, hace algunos días me topé con la edición en español con el sello de Anagrama, en una librería de la colonia Roma del Distrito Federal la cual, ha publicado la obra fudamental del profesor emérito de la London School of Economics and Political Sciences, tales como La corrosión del carácter, El declive del hombre público- estos dos mis favoritos- y El Artesano, todos ellos imprescindibles para comprender desde una perspectiva crítica y contundente el trabajo, las competencias, el consumo y la vida cotidiana en el nuevo capitalismo.

Sennett es etnógrafo y en cada investigación reivindica con rigor el papel de las ciencias sociales como aquellas sin las cuales, difícilmente se puede tener un conocimiento científico sobre las relaciones e interacciones sociales, así como un buen diagnóstico para enfrentar el presente y futuro de la sociedad.

Así lo ha demostrado en sus trabajos previos, de los cuales me quedo con La corrosión del carácter y Las consecuencias del trabajo en el nuevo capitalismo, un libro que conocí gracias a mi admirada colega de la UNAM, Fátima Fernández Christlieb cuando realizaba mi tesis doctoral sobre los profesionales del periodismo en el capitalismo contemporáneo.

Esta vez Sennett explora uno de los temas relevantes de la sociedad digital: la cooperación.

Para los ciberoptimistas, las redes representan una posibilidad para reconfigurar la comunidad mediante la cooperación; para los ciberpesimistas, la cooperación es una coartada perfecta de las empresas de la economía digital para lucrar con nuestros datos, hacer negocios con ellos, incitándonos a compartir nuestra vida y trabajo bajo la ilusión de la cooperación.

No podría encasillas a Sennett ciberpesimista, sino realista que comprende y explica con rigor, lucidez y erudición el estudio de su objeto: La vida y el trabajo.

Para Sennett en el nuevo capitalismo hay una crisis de la cooperación, la cual es una competencia natural del humanidad que ha sido arrasada por el creciente individualismo potenciado por las políticas neoliberales y la globalización; por los manuales gerenciales; la retórica del trabajo en equipo y la incoporación de la tecnología a la vida productiva y cotidiana de las personas.

Cooperar no es compartir información por e-mail o redes sociales, señala, es trabajar con otros para conseguir lo que uno solo no puede; cooperar es placentero porque lograrlo significa manejar situaciones complejas y confiar en el otro.

Juntos es un extenso y agudo ensayo sobre cómo ha evolucionado la cultura de la cooperación desde los gremios medievales, los cafés parisinos del siglo XIX, hasta las plataformas digitales. De esta forma, analiza el caso de la plataforma Google Wave, cancelada por Google en 2010.

Se trataba de una plataforma de trabajo colaborativo que incluía correo electrónico, redes sociales, mensajes y wikis. Los directivos de la empresa, dice Sennett, no supieron explicar el fracaso, tan sólo no tuvo éxito.

El sociólogo tiene una respuesta: La cooperación que promueven estas plataformas no es dialógica, ni empática y en cambio, muy autoritaria. “No permitía mirar el trabajo fuera de la caja”. En una frase: cancelaba la comunicación.

Mediante una original construcción dialéctica, Sennett propone así las habilidades para la cooperación, en una afán por recuperarla, sin lamentarse, sino como una oportunidad a nuestro alcance.

Estas habilidades comunicativas para la cooperación son:

1) El diálogo que supone escuchar, identificar, intercambiar y resolver problemas como Sócrates en los Diálogos platónicos en los cuales, ante todo, escucha.
El diálogo es lo opuesto a la dialéctica señala, la cual es una lucha de poder que implica sumisión y pérdida. Es pertinente recordar que Michel Foucault fue gran amigo de Sennett y probablemente una importante influencia.

2) El discurso en subjuntivo, que es opuesto al discurso declarativo.
La declaración que juzga, que da por hecho, es una especie de deseo por someter al otro que cancela toda posibilidad dialógica.
Al leer a Sennett resulta inevitable voltear la mirada a redes sociales como Twitter para comprobar que hay exceso de declaraciones y escasez de discursos en subjuntivo, interacciones y disposición para escuchar.

3) Empatía que es distinta a la simpatía, compasión o pena por el otro sin necesidad de involucrarse, tal como lo advirtió Hannah Arendt en la Condición Humana.
Arendt ha influenciado buena parte de la obra de Sennett y en este nuevo libro no deja de aludirla, para sostener que la empatía implica tener un sentido de la otredad, una sensibilidad e involucramiento con los otros, para lo cual se requiere manejar la diferencia.
Sennett reconoce que para este libro el pensamiento de Amartya Sen y Martha Nussbaum le fue también fundamental.
Imposible no voltear la mirada a las redes de trabajo que establecemos en las cuales, trabajamos con personas similares a nosostros, aceptamos amigos y colegas con gustos semejantes y a los diferentes, les damos un implacable delete.

Esta tríada de habilidades bastan para realizar un análisis de los entornos físicos contemporáneos, desde las llamadas ciudades inteligentes y sus exlclusiones; las fronteras y los muros que se levantan cancelando las tres habilidades de la cooperación humana, hasta las plataformas digitales en las cuales, predomina el lenguaje visual, que es dice, una forma de sumisión que elimina la complejidad de las relaciones humanas y en las cuales, se promueve una interacción sin contextos, ni expresiones, ni sentimientos, que son básicos para la cooperación.

Google Wave fracasó porque sus directivos no entiendieron la cooperación humana y sus complejidades, sentencia con agudeza y provocación.
Un libro necesario, en la era de la cooperación como slogan, manual gerencial y listado pedagógico de moda- que cada año añade nuevas competencias- con la promesa ilusoria de incoporar a más trabajadores y empleados a un mercado laboral voraz, cambiante y a la vez estrecho como nunca antes.

La retórica de las competencias de acuerdo a Sennett implica que alguien, descalificado se está quedando fuera de una sociedad exigente e implacable.
Juntos es una disertación desafiante sobre el rescate de lo humano en momentos de crisis económica y preeminencia tecnológica. Para lectores asiduos de su obra, El Artesano es el libro previo y promete un tercero sobre las ciudades y el espacio público, para culminar esta trilogía Homo Faber, sobre la vida y el trabajo en el nuevo capitalismo.

Sennett, R (2012). Together. The Rituals, Pleasures and Politics of Cooperation. United States of America: Yale University Press.

Comentarios

Comentarios

María Elena MenesesEl placer de cooperar