Opinión: #TrumpenMexico, la indignación en 140 caracteres

In Opinión by María Elena Meneses

Publicado originalmente en Expansión 

(Expansión)— Las redes sociales en México son en un campo de confrontación discursiva en el que convergen opiniones, descalificaciones, apoyos, robots y sarcasmo, y en donde a veces —aunque de forma escasa— se delibera. Si hacemos una analogía con el futbol, Twitter funge como un medio de contención, que reparte el caudal de expresiones hacia otras redes y medios tradicionales, configurando un espacio comunicativo diverso y frenético. Se trata de un espacio de comunicación cada vez más influyente sobre asuntos públicos.

Los usuarios de Twitter tienen características inconfundibles: son públicos reactivos, diversos y adoptan el papel de monitores implacables del poder. De acuerdo con la empresa Brandwatch, Twitter tiene 310 millones de usuarios activos por mes, de los cuales el 3% es de México. El 30 de agosto los tuiteros aún conversaban sobre su ídolo recién fallecido, Juan Gabriel, cuando un tuit del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, comenzó a conmocionar los entornos digitales.

La visita del candidato republicano a México por invitación del presidente Enrique Peña Nieto el 31 de agosto, constituye uno de los momentos más intensos en cuanto a volumen e intensidad de expresiones en esta red social en lo que va del año y, probablemente, en lo que va de esta administración. Ciudadanos, académicos, políticos de oposición y gente del espectáculo se unieron en Twitter para expresar su rechazo a la invitación presidencial.

Luego de que Trump publicara la noticia en su cuenta la noche del 30 de agosto y que minutos más tarde, el presidente mexicano ratificara también a través de Twitter la invitación, comenzaron a generarse dos tuits por minuto hasta la medianoche. Está demostrado que el flujo de tuits ante eventos de envergadura sigue un ritmo biológico, de tal forma que el 31 de agosto los mexicanos se despertaron con la noticia y entre las 6:00 y las 9:00 horas comenzaron a registrarse 45 tuits en español por minuto.

El momento más intenso en volumen y frecuencia fue durante el mensaje conjunto. Peña Nieto leyó un discurso en el que los mexicanos esperaban una postura contundente ante las humillaciones expresadas por el republicano a lo largo de su campaña, lo cual nunca sucedió. En cambio, un arrogante Trump aseveró sin pudor que habían hablado del muro, pero no de quién lo pagaría. En ese momento la indignación en 140 caracteres corría a un ritmo de cuatro tuits por segundo, intensidad que se prolongó por varias horas, al grado de que Peña Nieto tuvo que usar Twitter para aclarar que sí había dicho a Trump que México no pagaría por el muro.

Lee: Peña y Trump se pelean en redes por el tema del muro fronterizo

Twitter es una red de alcance global, tal como la amenaza que representaría el republicano de llegar a la Casa Blanca. La controversial visita fue objeto de conversación en México y Estados Unidos, un fenómeno bilingüe rara vez visto en un evento noticioso en Twitter. De una muestra de 300 mil tuits publicados del 30 de agosto al 2 de septiembre, analizados a través de seis hashtags, 46% estaban escritos en español y 54% en inglés; también se identificaron otras lenguas como francés, alemán y árabe hablando del mismo tema: Trump en Mexico.

En Twitter los hashtags sirven como organizadores de temas, del malestar o apoyo, y como estímulo para la participación. Identificamos #EPN, #Trump y #TrumpInMexico; los más usados fueron #TrumpenMexico, el cual obtuvo más menciones con 255,684, seguido por #SrTrumpcontodorespeto con 78 mil 206 y #Trumpnoeresbienvenido con 3,367. Las cuentas más mencionadas fueron las de los protagonistas Enrique Peña Nieto con 34,210 menciones y la de Donald Trump con 13,822 menciones. El Museo Memoria y Tolerancia consiguió 8,836 menciones. Las palabras más usadas fueron México, Muro y Mexicanos.

Los usuarios mexicanos movilizaron recursos audiovisuales en el ecosistema de Twitter, los cuales llegaron a otras redes como Facebook, a sistemas de mensajería como WhatsApp y a los medios tradicionales. El más exitoso fue el gráfico de la improvisada, aunque asertiva, campaña del Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México que invitaba a Trump a visitarlo y que fue tuiteado 4,135 veces, en tanto que el video más popular fue el remix de una entrevista con María Félix, el cual fue mencionado 1,839 veces en el periodo del análisis.

Twitter no es representativo de la opinión pública, pero constituye sin duda alguna el espacio al que se ha trasladado la comunicación sobre asuntos políticos, antes reservada a la prensa, la radio y la televisión. Análisis cuantitativos como éste no pretenden explicar toda la complejidad de los fenómenos de opinión pública digital, éste es tan sólo una tomografía inmediata de la reacción ciudadana en torno a una situación crítica de la vida pública. Lo que parece incuestionable es que la política en la actualidad corre a ritmo de tuits.

Comentarios

Comentarios

María Elena MenesesOpinión: #TrumpenMexico, la indignación en 140 caracteres