Internet y campañas electorales 2012

In Opinión by María Elena Meneses

Columna del 4 de octubre para el noticiero Antena Radio del IMER con Mario Campos

A medida que se acerca 2012,  la esfera pública se convierte paulatinamente en un territorio de disputas discursivas y acciones pre electorales, por parte de quienes aspiran a algún cargo de elección popular.

En el México moderno, esta esfera articuladora de la opinión pública se generó a  partir de los diarios y la radio, pero sobretodo en la televisión, mediante costosos spots con cargo a nuestros impuestos.

De ahora en adelante, Internet entrará de lleno al juego electoral; ya que en los últimos años, hemos visto crecer exponencialmente en número y en horas dedicadas a ellas, a los usuarios de redes sociales sobre todo de Facebook, que ya contabiliza a más de 20 millones de internautas de México, 28 dice el sitio Socialbakers dedicado a medir el número de usuarios de la red social. La mayoría de ellos, jóvenes entre 18-34 y por tanto en edad de votar.

¿Por qué se le adjudican a Internet posibilidades para ensanchar la democracia ?

Es  un medio distinto a la televisión, en el que las jerarquías se desvanecen en favor de la comunicación  horizontal y directa, sin intermediarios.

Es un medio al cual apenas estamos conociendo y evaluando pero sí sabemos que  es propicio para la incorporación de la voz ciudadana, no sólo en las campañas sino en el acto mismo de gobernar.

No dudo que los aspirantes rumbo a 2012 apuesten por articular una campaña en Internet,  deslumbrados por lo que hizo Barack Obama en su camino a la Casa Blanca, pero antes, es necesaria la puesta en perspectiva de un fenómeno complejo.

¿Abrir un perfil en Facebook y conseguir seguidores en Twitter  se traducirá en  votos y en un ensanchamiento de la democracia? La respuesta es no.

Internet representa, de aquí en adelante, un desafío no sólo para tiempos electorales, sino para el futuro de la democracia mexicana, los precandidatos deben ya tener en sus filas a flamantes gestores de comunidades para conquistar simpatías.

En el peor de los casos,  algunos quizá están pensando en trasladar el deleznable acarreo físico a la red, inflando los números de seguidores. Por cierto es importante saber que en el mercado virtual se venden cuentas en Twitter con seguidores incluidos.

Se trata de tener la voluntad de establecer una comunicación fluida de ida y vuelta, de tener la apertura para ser interpelado y para rendir cuentas, prácticas democráticas que nuestros políticos esquivan con frecuencia.

Cabe mencionar que Internet ya ha estado presente en procesos electorales  mexicanos, recordemos los correos electrónicos y los blogs en la campaña de 2006  y también el papel de  YouTube y Facebook, las redes predilectas en las elecciones intermedias de 2009.

¿Cómo se usaron? quienes nos dedicamos a observar el fenómeno podemos decir que  para subir fotos y discursos y para atacar al adversario. No hubo un candidato que se atreviera a establecer una comunicación directa con sus posibles electores, que se mostrara abierto a la retroalimentación.

En 2012  las  redes sociales se establecerán como una clara  herramienta electoral y es una formidable ocasión para replantear la comunicación fluida entre candidatos y electores.

¿En dónde quedamos los ciudadanos internautas?

Por supuesto que tenemos una responsabilidad fundamental. A los conectados, nos corresponde apropiarnos de Internet de manera significativa para la vida pública. Esta es una variable  imprescindible  para que las redes digitales cobren todo su significado.

Para los mexicanos de acuerdo a estudio recientes como el que cada año hace el Proyecto Internet del Tecnológico de Monterrey, las redes sociales son la principal actividad de entretenimiento en Internet. Y es que en efecto,  son divertidas, encontramos amigos, compartimos intereses, pero las redes digitales tiene un significado cívico.

Internet pues, es un reto para la democracia  mexicana para los gobernantes, autoridades electorales, candidatos, partidos y ciudadanos.

En la agenda digital hay muchos pendientes.

Que los gobernantes vayan entendiendo de ahora en adelante que es inaplazable una reforma educativa para incorporar la enseñanza de competencias digitales desde la infancia; que comprendan que Internet y las telecomunicaciones son algo más que un negocio y que es necesario incorporar a los desconectados; que los futuros candidatos comprendan esta formidable oportunidad de acercarse a los ciudadanos y ganar legitimidad.

A los internautas nos corresponde usar la red de manera constructiva.

Como vemos, no sólo es cuestión de abrir un perfil en Facebook o tener muchos seguidores en Twitter, es mucho más que eso.

Fotografía “Obama Webinar” de Jackknife Barlow @Flickr

Comentarios

Comentarios

María Elena MenesesInternet y campañas electorales 2012