Análisis de contenido de tres diarios nacionales durante los seis meses previos a las elecciones federales de 1997.

Tesis para obtener el grado de Maestra en Ciencia Política por la UNAM. Director de tesis: Dr. Fernando Pérez Correa

Si los medios de comunicación son el vínculo entre sociedad y procesos políticos en las sociedades modernas, ¿qué papel desempeñan en un país como México, que atraviesa por un complejo proceso de cambio político que trastoca valores, actitudes e instituciones? Este es el primer cuestionamiento que da origen a la presente investigación.

En la esfera política, el viejo partido de Estado da paso a un sistema de partidos competitivos, en las estructuras, una sociedad mexicana joven y demandante es hoy protagonista y reflejo de esta serie de profundas transformaciones.

Tradicional fundamento de legitimidad del Sistema Presidencialista, la prensa mexicana impactada por esos cambios estructurales y políticos, ha emprendido, quizá a pesar de sí misma, un ajuste hacia nuevos referentes de modernidad y a transitar de la lógica del control, a la lógica de la apertura democrática.

Nunca antes, la opinión pública mexicana había sido tan dinámica, tan crítica e independiente del poder político. La democratización es una realidad en la prensa diaria. En las estructuras, observamos la aparición de una prensa que busca adecuarse al cambio tecnológico y a depender más de sus lectores y anunciantes, que del subsidio gubernamental; en los contenidos, el cambio se observa a través de la ruptura de la univocidad que la caracterizó durante décadas.

El contrato tradicional de la prensa con el poder político, tan lleno de perversidades, ha comenzado a quebrantarse en algunos casos y los que restan, por cierto, la mayoría, están amenazados de ir a la quiebra, pero más que nada, por la indiferencia de la élite del poder.

Esta investigación intenta descubrir las tendencias que caracterizan a la prensa mexicana en el proceso de democratización, para dar respuesta al siguiente dilema: ¿ sirve la prensa mexicana de hoy a los ciudadanos y facilita la consolidación de una democracia estable?, o se sirve de ella, para servir a la vez a intereses diversos, valiéndose de la nueva pluralidad política.

Me di a la tarea de observar si en el actual proceso de cambio político, los ciudadanos cuentan con la información objetiva y autónoma, que durante las décadas de sistema de partido hegemónico no tuvo y una última pregunta aquí planteada, que borda los linderos de la deontología es, si la libertad de expresión que experimentan ciertos diarios nacionales, está siendo acompañada en sus prácticas periodísticas por un mayor rigor profesional.
El titular de un diario refleja los intereses de un grupo editorial por ello, seleccioné como unidad de análisis, las noticias que ocuparon los titulares de tres influyentes diarios nacionales durante los seis primeros meses de 1997 y establecí la siguiente tipología : prensa independiente y partidista, en la cual se incluye a La Jornada; prensa independiente y empresarial, en la que se incluye a Reforma y prensa tradicional en la que se incluye a Excélsior.

Se establecieron categorías de análisis de tres tipos: de apreciación; materia y forma, tomando como base objetos y fenómenos de la política. Se sometieron a un análisis estadístico, díadas con base a los aliados y adversarios políticos que construyen los diarios; símbolos positivos y negativos con respecto al Sistema Presidencialista, así como noticias que generan y no generan conflicto.

Se sometieron a análisis cuantificable, a las autoridades o fuentes informativas en relación con la frecuencia de mención y al formato mediante el cual el diario presentó la noticia, para lo cual se establecieron cinco diferentes variables:1)declaración;2) investigación periodística (entrevistas y reportajes exclusivos);3) informaciones cuya fuente no se identifica; 4) noticias generales; y 5) documentos confidenciales cuya fuente sí se identifica.

Asimismo, se intentó conocer la agenda que construyeron en el lapso elegido los tres diarios analizados. Los resultados porcentuales obtenidos permitieron conocer a partir de cuáles intereses cada uno de los diarios construye la realidad mexicana, misma que según datos estadísticos, se encuentra más cercana de la parcialidad que del equilibro que exige el pluralismo democrático.

El diagnóstico no es optimista, la parcialidad, paradójicamente ahora bajo un esquema plural, la superficialidad y el predominio de los escándalos de corrupción como el cuasi único tema nacional reflejado en la prensa, permiten afirmarlo, más aun cuando es observable, que la prensa estudiada trabaja sin referentes mínimos de rigor profesional.

La declaración oficial comienza a ser suplantada por la declaración de diversas clientelas, al boletín oficial lo suplantan informes filtrados por actores, cuya identidad e intenciones son desconocidos por el público. México cuenta hoy con una estructura de medios impresos cada vez más cerca de lo que Sartori considera el sistema mediático óptimo de las democracias, el pluricéntrico, pero éste por sí solo, no garantiza la existencia de una prensa más profesional.
El lapso elegido para esta investigación corresponde a la etapa previa a las elecciones federales de julio de 1997, en las que se renovó en su totalidad la Cámara de Diputados; la tercera parte de la de Senadores y se eligió por vez primera a un Jefe de Gobierno de la capital del país. Es necesario aclarar que no pretende ser ésta una investigación sobre el comportamiento de la prensa en períodos pre electorales; se eligió a esta etapa de la vida política reciente, al considerar que es justamente cuando están por celebrarse elecciones, cuando los símbolos promovidos por la prensa son más reveladores sobre preferencias y animadversiones políticas, signos indispensables para las pretensiones de este trabajo.

En el primer capítulo, expongo algunos fundamentos teóricos sobre el papel que asigna la teoría de la democracia a los medios de comunicación y se revisan brevemente, algunas hipótesis críticas sobre la función mediática en las sociedades modernas. Fundamentalmente aquí se hablará de las siguientes: 1) La teoría de la Esfera Pública según Habermas; 2) los medios como constructores de la realidad; 3) los medios como actores políticos y constructores de la agenda; 4) los medios como empresa capitalista y 5) los medios como instrumentos de la élite del poder.

En el Capítulo II, intento acercarme a la prensa mexicana y en especial a los tres diarios seleccionados, para en el Capítulo III, abordar el proceso de cambio político que experimenta el país, tomando como referentes estudios recientes sobre procesos de democratización en el mundo y México.

En el Capítulo IV, partiendo de las teorías del lenguaje y su relación con la política, explico el análisis de contenido, método seleccionado para la realización de esta investigación, así como las categorías y variables establecidas para intentar en el capítulo V, demostrar las siguientes hipótesis:

  • (H1) La prensa mexicana transita de ser instrumento legitimador del Sistema Presidencialista Mexicano (SPM) a serlo de nuevos actores que luchan por el poder político.
  • (H2) La prensa mexicana polariza la opinión de acuerdo a los intereses que representa.
  • (H3) Los escándalos de corrupción es el medio a través del cual la prensa independiente deslegitima al Sistema Presidencialista Mexicano y deja a un lado fenómenos estructurales
  • (H4) La prensa mexicana privilegia el trabajo periodístico poco riguroso sobre la investigación.

Esta investigación estuvo guiada por la convicción de que es preferible el exceso de libertad a cualquier intento por restringirla.

Leer tesis.

María Elena MenesesEl papel de la prensa en la democratización mexicana